Raw_materials-03

Acero Inoxidable
Un acero es calificado de inoxidable cuando en contacto con agua o aire húmedo, este no es atacado por la corrosión.
El acero inoxidable tiene como su principal constituyente el hierro. Por la adición de cromo, níquel y otros constituyentes en determinadas porcentajes se altera su estructura molecular dándole, así, diferentes características al nivel mecánicas y resistencia a la corrosión. La adición de un mínimo de 11% de cromo es suficiente para garantizar al material una alta resistencia a la corrosión. Esta resistencia se debe al fenómeno designado por “pasivación”. Los elementos presentes en los aceros inoxidables reaccionan muy fácilmente con el medio ambiente (en particular con la humedad del aire que se condensa sobre la superficie fría del metal) y uno de ellos en particular, el cromo, ayuda a formar una película fina y adherente que protege el material contra ataques corrosivos. Esta película es conocida como “película pasiva”. Con el tiempo, debido a fenómenos de reacción química, hay un enriquecimiento de la película pasiva. Aunque sea invisible, estable y de finísimo grosor, esta película es muy adherente al acero inoxidable y cuanto más cromo se agrega a la mezcla, más resistente se torna el acero. Podemos dividir los aceros designados como inoxidables en tres grupos: ferríticos, austeníticos, martensíticos. De estos últimos, los que interesan en nuestra área de actividad son:
Aceros Inoxidables martensíticos: estos aceros son esencialmente aceros con porcentajes de cromo de 11 a 18%. Podrán tener eventuales adiciones de pequeñas cantidades de otros elementos (como níquel) pero nunca en cantidad superior a 2,5%. Como ya fue dicho, la adición de cromo provoca una “pasivación” de la superficie del acero, mejorando su resistencia a la oxidación. El acero inoxidable mantiene sus características magnéticas.
Aceros Inoxidables austeníticos: En estos aceros, el nivel de cromo varia entre los 17 a 26% y, con la adición del Níquel en porcentajes de 7 a 22%, es alterada la estructura molecular del acero tornándolo antimagnético. La resistencia a la corrosión aumenta considerablemente. La adición de molibdeno en 3% permite a estas aleaciones resistir mejor a los ácidos y condiciones ambientales adversas.

La SAE (Society of Automotive Engineers), juntamente con el AISI (American Iron and Steel Institute) han desarrollado un trabajo para la clasificación del acero inoxidable de una forma estándar en función de su composición:

es_tab_mat_primas

Latón
El latón es una aleación metálica compuesta por cobre y zinc, con porcentajes de este último que varían entre 3% y 45%. Ocasionalmente, se adicionan pequeñas cantidades de otros elementos (tales como aluminio, estaño, plomo o arsénico) para potenciar algunas características de alienación.